Gurutze y Gustavo, dos txapelas cargadas de emoción

Gustavo Guru 2

Más de tres décadas de historia dan para mucho. Para victorias amplias, como las conseguidas por Catriona Morrison en 2011 y 2013 y las de Eneko en 2012 y 2013. Pero también para txapelas que se decidieron en los últimos kilómetros, como las de 2015.

Hace dos años, Gurutze Frades y Gustavo Rodríguez se llevaron el título en una carrera intensa. Especialmente en féminas, donde Gurutze solo le quitó 23 segundos a Sara Loehr. Experiencias que tanto el gallego de Tui como la vasca de Iurreta no han olvidado.

Han pasado dos años. ¿Cómo recordáis la victoria?

Gurutze: “Sin duda, muy emocionante. Fue una carrera realmente dura por la climatología y muy reñida hasta los últimos kilómetros”.

Gustavo: “Fue muy especial. Desde que soy triatleta, Zarautz siempre había sido una referencia. Cuando estaba en la salida la verdad es que no estaba seguro de tener la victoria al alcance”.

Las claves del éxito

Gurutze: “Estaba en buen estado de forma y las cosas durante la carrera salieron bien. Me fui acercando a cabeza de carrera poco a poco y el cuerpo respondió muy bien. Creo que la clave fue  luchar en los tres segmentos muy concentrada”.

Gustavo: “Con esa dureza que tiene, el circuito de bici se me adapta muy bien. Y ya en la carrera a pie me encontré bien. En los días de lluvia, como buen gallego, normalmente tengo un buen rendimiento así que ese día la meteorología también fue una aliada”.

El momento más especial…

Gurutze: “Poder compartir la victoria con la gente que me estaba allí apoyando. En el km 17 de carrera a pie logré soltar a Sara (Loehr) y marcharme sola. Quedaba un sobresfuerzo de dos kilómetros pero se convirtió en un pasillo humano que te hace volar”.

Gustavo: “Ya de camino al hotel con las flores y el trofeo, de una zona de bares salió un numeroso grupo que empezó a aplaudir. En pocos minutos se concentró allí un montón de gente. Uno de los momentos más bonitos como deportista que recuerdo”.

… y el más duro

Gurutze: “Recuerdo que aquel día hizo un día de perros y en bici hubo algún momento de dudar cómo tirar para adelante”.

Gustavo: “La natación. Ese año hubo muchos golpes y además fue difícil orientarme bien”.

¿Cómo te sentiste al cruzar la meta en Zarautz?

Gurutze: “En un triatlón de los grandes como éste, se crea un ambiente de mucho nivel con una gran afición. Poder disfrutar de eso en casa y llevarte la txapela es muy gratificante”.

Gustavo: “El ambiente en el País Vasco siempre es espectacular, y solo el hecho de cruzar la meta de una de las catedrales del triatlón ya es una pasada. Hacerlo levantando los brazos… Increíble”.

jhcjjnkf

Fotos: Felix Sanchez Arrazola (Fotorunners) / Sergio Nievas / Organización

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.