Xabier Alzibar, historia viva del Zarauzko Triatloia

Panoramica Zarautz 1

«De sortear el muro de Aia y cruzar la línea de meta a colocar vallas y controlar cruces. Xabier Alzibar debutó en el Triatlón Zarautz hace más de veinte años que y conoce como muy pocos la evolución de la prueba”. 

Xabier Alzibar, historia viva de Zarauzko Triatloia 

Xabier Alzibar conoce como muy pocas personas la evolución del Triatlón de Zarautz, precisamente porque ha sido uno de sus protagonistas. Finisher en Kona y en una docena de Ironman de todo el mundo, conoce la prueba desde los dos lados de la barrera, tanto sorteando con solvencia el duro muro de Aia, como trabajador voluntario colocando vallas o controlando cruces de carretera. Su relación con el Triatlón de Zarautz es la propia historia de la prueba, un noviazgo que comenzó hace 22 años.

Su debut en 1995

Xabier es uno de los primeros miembros del club de triatlón de Zarautz, del que forma parte desde 1994. “Éramos unos pocos, Garma, Asti, Amenabar, un grupo de gente que tenía mucha ilusión y mucho que aprender, que animaba al resto para participar en la prueba, como fue mi caso”.

Debutó en la novena edición de la prueba, en 1995. “Ese año conseguimos una equipación nueva, en la que ya se podía leer ‘Zarauzko Triatloi Taldea’. Así nos presentamos en los boxes, que entonces todavía se ubicaban en la plaza de la Munoa. En la década de los 90 no participábamos más de 150 personas”.

Alzibar recuerda que el triatlón original se celebraba los domingos, “muy temprano. Se salía a las 8h de la mañana, con la clásica travesía de natación Getaria-Zarautz, y un recorrido en bicicleta completamente distinto al actual”.

El ambiente, siempre espectacular

Si preguntáramos a los miles de triatletas que han pasado por la carrera qué les ha traído a la salida, obtendríamos muchas respuestas diferentes. Las mismas que motivos hay para correr en Zarautz.

No por ser miembro del club local Xabier se ausenta de opinar sobre este tema. Y lo tiene claro: “Para mí el ambiente de Zarautz es lo que marca diferencias con otras pruebas, y así ha sido desde sus inicios. Ni en Estados Unidos, ni en Sudamérica ni casi en Europa he visto a tanta gente aplaudiendo como aquí.

En Alemania existe mucho respeto hacia el triatleta, la organización de Lanzarote es espectacular, pero creo que en pocos lugares se encuentra este ambiente, quizás en (Challenge) Roth, pero ya estamos hablando de larga distancia. Es un Half único en ese sentido”.

Recomendación: disfrutad

Como participante o trabajando como voluntario, Xabier está al pie del cañón haciendo lo posible para que la prueba se desarrolle con éxito.

¿Y desde dónde se hace más duro? No lo tiene tan claro: “Buena pregunta. Terminar la prueba no es fácil, y el trabajo de voluntario es muy duro. Pero disfruto en ambos quehaceres, me hace ilusión también ver cómo goza la gente, el calor que ofrece el público. La prueba es emocionante a ambos lados de las vallas”.

Y para terminar, una recomendación de la mano de un veterano de la prueba como es este triatleta: “Sobre todo si es el primer año, dedícate a disfrutar de todo. Cuanto más levantes el pie tendrás más opciones de escuchar y sentir el ambiente que se genera en Zarautz. Es un recorrido muy duro, todos somos competitivos pero disfrutarlo es una gran opción”.

¡Estáis avisados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.