Zarauzko Triatloi Elkartea, esencia del territorio

Zarautz Club 2

Motor del Zarauzko Triatloia y santo y seña del territorio. Sin él, la vida deportiva en Guipúzcoa no sería igual, ni la prueba habría alcanzado la categoría que posee actualmente. De la mano de su presidenta, Patricia Damian, conocemos todas las claves de este binomio.

El origen

El Zarauzko Triatloi Elkartea surge en 1991, iniciativa de cinco incansables deportistas locales. Por entonces ya se habían celebrado cuatro o cinco ediciones del Zarauzko Triatloia, que en aquella época era un evento de lo más novedoso y pintoresco. Solo unos pocos locos se atrevían con ese deporte, y de ahí surgió el club.

De la curiosidad a la consolidación

La aparición del club atrajo la atención de unos cuantos curiosos del pueblo que provenían de otras modalidades deportivas. Deportistas valientes autodidactas que viajaban a Francia en furgoneta y con un bocadillo envuelto en papel de aluminio en busqueda de competiciones. Esta gente tiene historia y anécdotas que son la pura esencia del triatlón popular: compañerismo, risas, y pique sano.

Pero con los años el club evoluciona hasta superar los 50 socios en 2006, entre ellos nuestra referencia, Ainhoa Murua. Y justo en ese momento decidimos tomar el relevo a la Oficina de Turismo y coger las riendas del Zarauzko Triatloia.

Hoy en día, el club se acerca ya al centenar de socios, adquiriendo un papel importante en el País Vasco. De hecho, no hay día que en la carretera entre Zarautz y Zumaia no se vea un maillot del CODEAM (patrocinador del club). Además, siempre que podemos nos involucramos en proyectos solidarios, como el Triatloi Txiki, que colabora con ASPANOGI. Y por si esto fuera poco, sumamos una nueva aventura: la organización del Duatlón de Aizarnazabal el próximo 22 de abril.

Sentimiento e implicación, los requisitos

Basta con tener ganas de iniciarse en el triatlón y ser de Zarautz o de un minicipio colindante que no tenga club para entrar en el ZTE. Últimamente nos han entrado jóvenes de gran nivel, pero es casual, no lo buscamos. Nos aseguramos que tengan los medios necesarios y, eso sí, nos gusta que todos tengan un grado de compromiso alto con las tareas del club. Somos populares y aunque algunos se lo toman muy en serio, otros salen a entrenar cuando se alinean las estrellas.

Buscando la excelencia en el Zarauzko Triatloia

Al principio, la organización de la prueba se llevaba íntegramente desde el club pero en 2010 vimos la necesidad de contar con ayuda externa y contratar empresas profesionales del sector. Y eso no significaba desentenderse de ella. De hecho, exigimos mucho a todas las empresas porque buscamos la excelencia en términos de enfoque popular.

Y es que sobre todo nos gusta que se sigan mezclando en boxes los triatletas más selectos con los más populares. Eso es pura esencia del triatlón, y queremos conservarlo. No nos engañemos, queremos tener en Zarautz a los y a las mejores del circuito, pero creemos que hemos conseguido la combinación perfecta entre popular y élite.

Ese día mágico de la carrera confluyen elementos de una prueba de alto nivel (ruedas de prensa, entrevistas, fotógrafos, cámaras, autógrafos, photocall…) con elementos de una prueba de toda la vida.

La Zegama – Aizkorri del triatlón

Era renovarse o morir, y por ello ha habido una clara tendencia a la profesionalización de la prueba. Recurrir a empresas profesionales ha traído muchas mejoras pero, seguramente, lo que valora más el triatleta es que se mantenga la esencia de la prueba: circuito y distancias, el misticismo de los muros de Aia y de Txurruka, el ambientazo que se vive en las calles de Zarautz…

Si tuviésemos ánimo recaudador, podríamos aumentar el cupo de los 650 participantes actuales a los 1.000. Pero no lo hacemos porque no estamos aquí para hacer negocio, y eso es probable que el triatleta lo valore positivamente aunque muchos se queden sin dorsal cada año.

Básicamente, nos gustaría que los triatletas siguieran considerando que los 130€ que cuesta el dorsal son una buena inversión. Salvando las distancias, nos gustaría ser la Zegama-Aizkorri del triatlón. ¡Ahí es nada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.